Esta montaña rusa inspirada en Alien lleva Planet Coaster a sus límites