Menu

Cuarto y Mitad de Nostalgia – Pokémon Rojo y Azul

Es evidente que Pokémon Sol y Pokémon Luna están trayendo de cabeza a todo el mundo, por supuesto que para bien, ya que en muy poco tiempo han conseguido auparse hasta los primeros puestos de todas las generaciones debido a su original historia y por cambiar algo el argumento a lo largo de todos estos años. Pero alguna vez algún juego debió empezar ese viaje, esa historia que a todos nos ha conmovido tarde o temprano, y estos son, ya que vinieron juntos como juegos independientes, Pokémon Rojo y Azul.

En Pokémon Rojo y Pokémon Azul deberemos entrenar a nuestros monstruos combatiendo para lograr ser el entrenador más fuerte de Kanto.

Pokémon Rojo y Pokémon Azul son los dos primeros juegos de Pokémon que fueron lanzados al mercado europeo para la consola portátil Game Boy. También llamados Pokémon Edición Roja y Pokémon Edición Azul, son traducciones al español de las versiones norteamericanas Pokémon Red Version y Pokémon Blue Version. Estos juegos utilizan el motor y los gráficos del juego japonés Pokémon Azul, aunque la disponibilidad de los Pokémon de cada edición se corresponde con las japonesas Pokémon Rojo y Pokémon Verde (los primeros dos juegos Pokémon, los cuales no llegaron iguales fuera del territorio nipón por unos muy primitivos gráficos incluso para Game Boy, además de ajustar ligeros detalles en las melodías, etc).

El término edición/versión se debe a que ambos juegos son casi idénticos en todo sentido. Su única diferencia a grandes rasgos es la disponibilidad de determinados Pokémon, puesto que en cada versión hay 11 monstruos exclusivos que no aparecen en la otra, solo pudiendo conseguirlos entonces por medio de intercambios con el otro juego, siendo el total de 151 Pokémon existentes. Esta es una característica que se mantendrá en todos los títulos siguientes de la saga.

Pokémon Rojo y Pokémon Azul se desarrollan en la región ficticia de Kanto; la cual, a su vez, está basada en la región real de Kanto (Japón). Se trata de una región diferente a las mostradas en títulos posteriores, con diferentes hábitats específicos para las especies Pokémon existentes dentro del cartucho. Las ciudades y los pueblos son los principales puntos de interés del juego y existen rutas que permiten la comunicación entre estos, viviendo en ellas distintos Pokémon, donde se podrán ser capturados. Algunas zonas sólo son accesibles cuando el jugador obtiene un objeto clave, o cuando los Pokémon que lleva aprenden una habilidad especial. Las áreas en las que el jugador puede capturar Pokémon varían desde el océano hasta diversas cuevas, donde el tipo de especie disponible es diferente según el lugar, por lo que habrá que investigar todas las zonas para conseguirlos a todos.

ARGUMENTO:

Nuestro vecino y nieto de Oak, Azul, será nuestro mayor rival, al que nos encontraremos en numerosas ocasiones.

El protagonista de Pokémon Rojo y Azul es un niño de 10 años, (el juego elige por defecto a un personaje masculino cuyo nombre predeterminado es “Rojo”, aunque el jugador puede escoger su nombre libremente), que vive en un pequeño lugar llamado Pueblo Paleta, situado en el sur de Kanto. El profesor Oak, un anciano y reconocido investigador Pokémon, explicará a Rojo que diferentes Pokémon salvajes pueden estar viviendo en la hierba alta colindante con las afueras del pueblo, por lo que si se llega a encontrar con uno de ellos, puede resultar muy peligroso, al no poder defenderse de ellos. El profesor llevará al chico entonces hasta su laboratorio, donde conocerá a su nieto, un rival que aspira a convertirse en entrenador Pokémon, al igual que nuestro protagonista, cuyo nombre predeterminado es “Azul”. A los dos chicos se les explicará que es necesario que ambos elijan a su Pokémon inicial para que éste les acompañe durante su travesía; siendo a elegir: Bulbasaur, de tipo planta; Charmander, de tipo fuego; y Squirtle, de tipo agua, y su misión es rellenar una enciclopedia de alta tecnología con la información de todos los Pokémon existentes, llamada Pokédex, de las cuales cada niño recibirá una. El nieto del profesor siempre escogerá al Pokémon que se encuentre en ventaja al que Rojo escoja, y a continuación le reta a una batalla Pokémon; siendo cierto que en determinados puntos de la historia, Azul volverá a retar de nuevo a Rojo a nuevas batallas.

Mientras se van visitando las ciudades de la región, el jugador podrá encontrar diversos edificios, siendo uno de ellos el más importante, conocido como gimnasio. Dentro de estos edificios hay personas que te retarán a pelear, hasta llegar al líder, que es el entrenador más fuerte de todos, Rojo deberá derrotar a todos y cada uno de los líderes de Kanto en una batalla Pokémon para obtener un total de ocho medallas. Una vez adquiridas dichas insignias, el joven podrá acceder a la Liga Pokémon, situada en la Meseta Añil, para derrotar a los mejores entrenadores de la región, conocidos como el Alto Mando y, finalmente, contra el campeón, quién es el entrenador más fuerte.

Además, a lo largo del juego, el muchacho tendrá que luchar contra las fuerzas del Team Rocket, (lideradas por un hombre llamado Giovanni), los cuales son una organización criminal que abusa y maltrata a los Pokémon, y que idea diversos planes para robar especies raras, los cuales deberán ser frustrados por Rojo.

JUGABILIDAD:

Red y Blue son juegos que utilizan a Rojo como protagonista. Los juegos se desarrollan mediante una perspectiva aérea y consisten en tres pantallas de juego diferentes: el mapa general, una pantalla de batalla con vista lateral y una interfaz de menús, en la que se puede configurar a los Pokémon, objetos y las opciones de juego.

En todo momento podremos consultar el estado de nuestros Pokémon.

El juego consiste en que el protagonista puede utilizar sus Pokémon para entablar batallas contra otros entrenadores o Pokémon salvajes. Cuando el jugador se encuentra fortuitamente con un Pokémon salvaje o se enfrenta a un entrenador, el juego cambia a una interfaz de batalla por turnos, en la que se muestran a los Pokémon participantes, con sus características particulares. Durante la batalla, se pueden realizar diversas acciones nuestros Pokémon combatan usando uno de sus cuatro movimientos e intentar debilitar el Pokémon rival, aparte de otras opciones, como utilizar objetos, cambiar de Pokémon combatiente, o intentar huir. Los Pokémon tienen puntos de vida o salud (PS); que cuando son reducidos a 0, el Pokémon se debilita y no puede continuar peleando hasta ser revivido. Una vez que el Pokémon enemigo pierde, los Pokémon del jugador involucrados en la batalla contra él, reciben una cierta cantidad de puntos de experiencia (abreviado como “EXP”). Tras acumular cierto número de puntos de experiencia, el Pokémon puede subir de nivel, el cual regula sobretodo sus propiedades físicas, como incrementos en las estadísticas de batalla (conocidos como Ataque, Defensa, Especial y Velocidad), y la posibilidad de aprender movimientos nuevos. Además, incrementar el nivel hasta un determinado límite es un factor que en la mayoría de los Pokémon, implica una evolución a otra criatura distinta y más fuerte. También hay que tener en cuenta el sexo del Pokémon, si éste es macho, tendrá más Ataque, y si es hembra, tendrá un poder más defensivo (esta característica se eliminó a partir de la segunda generación).

Los Pokémon salvajes nos saldrán al paso en las cuevas, ríos, bosques, edificios… y tendremos que buscar en todas para atraparlos a todos.

La captura de Pokémon es otro elemento esencial del juego. Durante la batalla contra uno salvaje, se les puede lanzar un objeto denominado como Poké Ball, de la cual hay varios tipos, los cuales pueden aumentar la probabilidad de que el Pokémon se capture o que sean especiales para capturar a determinados tipos. Si el Pokémon es capturado con éxito, éste pasará a ser de nuestra propiedad. Los factores que afectan al éxito de dicha captura dependen de los puntos de vida que tenga en cuestión, los cambios de estado que tenga (confundido, paralizado, dormido, quemado, envenenado o congelado) y del tipo de Poké Ball utilizada. Cuanto más bajos sean los PS del Pokémon y más efectiva sea la Poké Ball usada, mayor será la probabilidad de capturarlo. El último objetivo de ambos juegos es completar las entradas de la Pokédex.

EL FENÓMENO DE LA PRIMERA GENERACIÓN:

Obviamente, la repercusión de esta saga ha ido creciendo conforme han ido pasando los años y generaciones, ya que no solo ha estado presente en los cartuchos de Game Boy, sino que Pokémon Rojo y Azul aparecieron también en un sinfín de lugares: en juego de cartas coleccionables, álbumes de cromos, tazos dentro de las bolsas de aperitivo, serie animada para televisión… y más adelante, como remakes para Game Boy Advance, conocidos como Pokémon Rojo Fuego y Pokémon Verde Hoja, salidos en 2004, además de un anime conmemorando su aniversario, conocido como Pokémon: The Origin, donde se narra la historia original de Rojo, hasta el fenómeno mundial actual, conocido como Pokémon GO, en el cual se pueden capturar (de momento) a los Pokémon de la primera generación.

Claramente, a la saga Pokémon le queda mucha tela que cortar, y de una cosa hay que estar seguro, y es que siempre tendremos un pequeño hueco en nuestro corazón para estos primeros “monstruos de bolsillo”.

Los remakes para Game Boy Advance nos permitíeron revivir la primera gran aventura de Pokémon con unos renovados gráficos y vivos colores.

Pokémon: The Origin nos cuenta la historia original de Rojo, desde sus inicios.

En Pokñemon GO podemos conseguir los Pokémon de primera generación.

metroide
Gamer, clásico o moderno, todos los juegos son obras e arte en mayor o menor medida, aunque Super Mario Bros. 3, Pokémon Plata, Zelda OoT y Metroid Fusion tendrán un huequecito en mi corazón.

No comments

Deja un comentario

Últimos vídeos del canal

Oops, something went wrong.